En el marco del evento Saltos de Eje, se desarrolló un interesante coloquio sobre incentivos y oportunidades en el mundo del cine, especialmente para directores y productores noveles.

La moderadora de esta charla fue Alicia Albares, guionista, directora de cine y distribuidora en YAQ Distribución. Los cuatro ponentes, además, eran personalidades consolidadas dentro de la industria cinematográfica en España. Estuvieron presentes Teresa Azcona, Videpresidenta de Spain Film Commission, que habló sobre incentivos fiscales que puede comportar hacer cine, Peter Andermatt de la Oficia Media España que habló de las ayudas e incentivos europeos, Gemma Vidal de La Incubadora de la ECAM un programa centrado en ayudar a productores emergentes y, por último, Gabriel Ochoa de Valencia Pitch Forum, que explicó en qué consiste un pitch.

Para empezar este artículo vamos a centrarnos en lo último mencionado, el pitch, ya que supone un primer paso para un guionista, director, productor o para un equipo a la hora de mostrar su idea a productores que pueden adquirirla y darles la financiación para comenzar el proyecto.

Qué es un pitch y por qué es importante

Cuando un guionista o productor tiene una historia y necesita financiación para hacerla realidad, la técnica del pitch es muy empleada, sobre todo, en gente que no tiene contactos en la industria y que hace su primera incursión en ella.

El Pitch consiste en preparar un resumen muy breve de lo que trata la película o del plan de financiación que se ha hecho, grosso modo, y contárselo a los productores que, en cuestión de minutos, evaluarán si el proyecto merece la pena o no.

Es muy conocido el pitch de ascensor. Esto se trata más bien de un ejercicio para resumir (o incluso encontrar) las partes más importantes del proyecto. Consiste en imaginar que te encuentras con un gran productor o cineasta en el ascensor y tienes apenas unos segundos para presentarte, contarle tu historia y que quede tan impresionado que quiera rodarla. Es un ejercicio útil para identificar las partes de las que es vital hablar y cuáles son prescindibles en una primera toma de contacto.

En Saltos de Eje, Gabriel Ochoa, del Valencia Pitch Forum, estuvo presente para hablar acerca de este encuentro entre productores, creadores y empresas. Tal y como Ochoa lo describe, “es un evento formativo”. Se centra especialmente en guionistas o guionistas y directores. Se organiza un evento al que pueden acudir estos a presentar sus ideas ante productores, plataformas o cadenas de televisión. Tiene una parte formativa, pero también una de industria en la que se presentan los proyectos a los potenciales financiadores mediante un pitch.

“El negocio está cambiando, en ese sentido creo que para bien para los creadores, es una oportunidad, pero no sabemos hasta dónde va a llegar”, comenta Gabriel.

De ahí la importancia de hacer un buen pitch, ya que puede significar que, de la noche a la mañana, la propuesta tenga financiación y sea algo más que un guion en un cajón, convirtiéndose en una película con vida propia.

Cómo poner en marcha un proyecto cinematográfico: La Incubadora

Una vez que se tiene la financiación o los mecenas necesarios, el siguiente paso es poner en marcha el proyecto. La Incubadora de la ECAM (Escuela de Cine y Audiovisual de Madrid) es un programa centrado en productores. Existe un objetivo que se divide en dos. Por un lado, está el proyecto y, por el otro, las personas que están detrás, que lo impulsan.

Para poder presentarte a este programa de la ECAM es necesario ser un productor emergente. Esto quiere decir que se debe tener un proyecto en desarrollo con un director novel que, como máximo vaya a grabar su tercera película. Hay tres cosas que tienen en cuenta desde este proyecto: la calidad de los guiones, la viabilidad y el perfil de los solicitantes.

En La Incubadora colaboran con festivales como el de Torino, San Sebastián, Toronto y Róterdam. En su primera edición, este proyecto contó con la participación de Netflix, Movistar, Atresmedia y RTVE. Finalmente, Netflix va a sacar un proyecto que conoció gracias a La Incubadora. “Esto da lugar a oportunidad, las líneas editoriales son bastante claras, puedes tener un acceso, pero depende de la línea de proyecto de cada foro, que case el proyecto con el rollo del evento”, afirma Gemma Vidal.

Es complicado porque la industria cinematográfica es muy cerrada y endogámica, pero acudiendo a eventos como los propuestos por el Pitch Forum de Valencia o La Incubadora de la ECAM se puede conseguir una muy buena oportunidad para entrar en el sector.

Incentivos fiscales en la industria cinematográfica

Teresa Azcona habló durante el evento de Saltos de Eje acerca de los incentivos fiscales que pueden recibir empresas al invertir en una película o creación audiovisual. En mayo estos incentivos subieron del 25% al 30%, en noviembre se realizaron modificaciones que afectaron a la inversión extranjera en efectos especiales y en diciembre la modificación que afectó a la inversión privada en las producciones audiovisuales.

“La interpretación desde el sector es que les gustaría que esto fueran herramientas para que se canalicen fondos de inversores privados a proyectos audiovisuales sin la complejidad de las AIE (Asociación de Interés Económico)”, afirma Azcona.

La inversión ha aumentado, especialmente por el auge en el consumo del contenido audiovisual seriado. Se está invirtiendo mucho en televisión. Se va a adaptar la normativa a la nueva ley de comunicación audiovisual en España. La intención es trasponer lo que pide la Unión Europea, que es en esencia, que las plataformas de streaming hagan negocio en Europa, con la condición de que se respeten la cultura y patrimonio de cada país.

Teresa Azcona explica que el incentivo fiscal te suele resolver el 25% de la producción (no digo el 30% porque el inversor privado también querrá su rentabilidad). Las ayudas pueden ser hasta un 50%, en los cortos, sumando subvenciones e incentivos, pueden llegar al 80%. Luego hay otras vías como derechos vendidos a televisión, patrocinios y con venta a distribuidores para exhibición”.

Según Teresa, toda productora es una empresa y su objetivo debe ser el resultar viable como tal. Deben gestionar, saber de marketing y financiación, conocer quién puede ayudar o acompañar en según qué procesos, entre otras cosas. Recalca la importancia de conocer el mercado.

Oportunidades a nivel europeo: Oficina Media España

Peter Andermatt fue el representante de Oficina Media España en la conferencia sobre nuevas oportunidades del sector audiovisual de Saltos de Eje.

Este programa está determinado desde Bruselas y tiene 14 líneas de ayuda distintas. Entre ellas destacan la formación y las ayudas al desarrollo propiamente dicho del proyecto. En esencia, la Oficina Media España es una red de contactos. Andermatt recomienda ir hasta allí para conocerlos en persona y saber en qué pueden ayudar a la hora de producir una película o una serie, ya que también realizan funciones de consejería.

En el momento que atravesamos, Peter tiene claro que “se han multiplicado las audiencias. Las plataformas han cambiado totalmente el tablero, una oportunidad importante para los productores. Lo primero que habría que hacer es conocer la oferta y demanda del mercado, este es cada vez más complejo y conviene investigarlo”.

Es muy importante, como recalca Andermatt, conocer el mercado, estar documentado para saber por qué proyectos apostar y también estar conectado con los diferentes agentes que integran la cadena de valor. “Los creadores son el alma del proyecto, pero hay que saber vender muy bien. Las presentaciones de los proyectos suelen acabar mal porque la gente no tiene en cuenta los estándares de la industria profesional a la hora de presentar el proyecto”, recalca Peter, añadiendo que esto último puede marcar la diferencia. Es preciso llamar la atención de alguien con poder de decisión y para eso da igual si eres grande o pequeño, lo importante es conocer el contexto y destacar los puntos fuertes del proyecto.

Debido a la gran cantidad de productos audiovisuales que hay en el mercado, la gente quiere variedad. Es un incentivo para el espectador descubrir productos y talentos nuevos. Como ejemplo, en su día, estaba Xavier Dolan, que destacaba por ser muy joven (contaba con 19 años cuando hizo su primera película) o Carla Simón, que debutó hace unos años con su ópera prima Verano de 1992.

Saltos de Eje

La mesa redonda «Incentivos y oportunidades para la creación española y europea», se desarrolló en el marco de Saltos de Eje, encuentro sobre los retos y oportunidades del cine

 

La no-paridad en el cine

En cuanto a la predominancia de películas y series dirigidas por hombres frente a las capitaneadas por mujeres, los incentivos premian esto.

Según explicó Teresa Azcona en la conferencia, “el límite de apoyo público de un proyecto es un 50%, pero si ese proyecto lo lleva una mujer esto sube al 75%”.

Para Gemma Vidal, de la ECAM, las políticas culturales están apoyando en esa línea. “Es importante el papel de los seleccionadores de contenido, ver quiénes son y qué decisiones toman en los comités”, añade.

Por su parte Peter aporta que desde Europa se está intentando potenciar tanto la igualdad de género como la diversidad. “Las cifras son muy mejorables, sobre todo en cuanto a igualdad de género”, sentencia. No obstante, una de las oportunidades que se van a poner en marcha desde la Oficina Media España es Mentoring, un programa enfocado a un colectivo determinado, por ejemplo, las mujeres, pero pueden ser otros grupos. “La idea es acercarnos a una cifra más igualada”, incide Peter.

Marketing y colaboración a la hora de poner en marcha un proyecto audiovisual

Esta conferencia de Saltos de Eje puso los puntos sobre las íes en cuanto a las oportunidades que existen para cineastas emergentes. Aún así, sigue siendo muy complicado optar a alguna de estas opciones, bien sea por falta de medios o simplemente porque no son muy conocidas entre el groso de la población.

Por ello, los ponentes, especialmente Andermatt y Azcona, incidieron sobre la importancia del marketing y de conocer bien el mercado y la industria en la que se quiere penetrar. Así, al hablar sobre géneros cinematográficos, Peter Andermatt hizo referencia a que “si queremos tener diversidad cultural en los cines y plataformas, hay que garantizar su visibilidad en el mercado”.

Y seguía diciendo que la gente no quiere ver siempre el mismo tipo de historias. Hoy más que nunca los públicos demandan diversidad, cuanta más mejor. Por su parte, Teresa Azcona dirigía el foco hacia la formación en marketing. Muchas veces a la hora de planificar la producción de una película no se tiene en cuenta que es necesario dedicar parte de la inversión al marketing. “En la financiación de la película, hay que tener en cuenta que una parte del dinero tiene que ir al marketing, el productor no tiene que saber de todo, pero debe buscar a un experto en marketing para que lo haga”, continuaba Teresa.

“Esta industria es colaborativa y si no te gusta el trabajo en equipo te equivocas de industria. Hay que hacer un ejercicio de conocimiento para saber dónde somos fuertes y dónde no, en base a eso buscar socios con los que complementarlos. Poligamia intelectual, hay que ser maduro y transparente para hacerlo bien”, apostillaba Andermatt, teniendo muy claro lo que dice.

Y es que hoy en día, a la hora de vender cualquier producto, especialmente uno cultural, es fundamental tener conocimientos de marketing y, por supuesto, aplicarlos. Como bien apuntan los ponentes mencionados, si no se tienen conocimientos hay que contactar con el mejor experto que sea posible y trabajar con él, explicarle la historia, los objetivos, el tono, para que pueda realizar una campaña lo más idónea posible.

A pesar de estar rodeados de publicidad y marketing parece que, en el trabajo artístico, los de dentro de la industria, no lo ven. Son ya célebres las campañas de promoción de Netflix o de HBO, que muchas veces generan más debate que los propios contenidos audiovisuales que publicitan.

Si detrás de un producto audiovisual no hay una buena lectura del mercado y una buena campaña de marketing, por genial que sea la obra, será como si nunca hubiera existido, de ahí la importancia de pensar muy bien este tema y dedicar parte del tiempo, el esfuerzo y la financiación al marketing.

 


Artículo redactado por Silvia Panadero para el Blog del Máster Universitario en Dirección y Gestión de Industrias Culturales y Creativas, MasterGestionCultural.Info

¿Alguna duda? ¡Por favor, contacta con nosotros!

De acuerdo con lo establecido en la legislación de protección de datos de carácter personal, le informamos de que los datos personales que pueda facilitar a través de esta web serán tratados automatizadamente con la finalidad de dar respuesta a su solicitud y/o consulta.

Máster Universitario en Dirección y Gestión de Industrias Culturales y Creativas

+ Información

Descarga este documento con toda la información sobre el Máster

El Máster en Dirección y Gestión de Industrias Culturales y Creatias, recibe una valoración global en los indicadores de calidad de 4,8 puntos sobre 5, siendo el mejor valorado de la Universidad Europea Miguel de Cervantes. 

Indicadores del máster

Compartir