Oihana Landa es alumna del Máster en Gestión y Dirección de Industrias Culturales y Creativas. Es docente de magisterio y música profesional con la flauta travesera como instrumento.

Su experiencia está ligada a ser profesora de música, en concreto de flauta travesera. Se ha especializado, además, en psicopedagogía terapéutica.

Decidió realizar el máster para poder diversificar y esto la ha llevado a hacer las prácticas en el Ayuntamiento de Bilbao, donde se ha encargado de la programación teatral. Actualmente, está terminando su TFM sobre la distribución y representación de la obra teatral En tránsito, perdonen las molestias escrita por Esther Carrizo.

Charlamos con ella para que nos hable sobre su experiencia en el máster y su labor en las prácticas y con su TFM.

Dada tu formación como docente y música profesional, ¿cuál es tu experiencia laboral en este ámbito?

Sobre todo, en docencia. He estado trabajando en el País Vasco, en el Conservatorio Profesional y en la escuela de música. También he trabajado, como profesora de música, en escuelas de primaria.

Como músico he estado participando con orquestas, grupos de cámara y demás, haciendo conciertos, especialmente de música clásica (óperas, zarzuelas).

¿Por qué decidiste hacer el Máster de Gestión Cultural?

Oihana Landa Ibarra

Oihana Landa Ibarra

Lo decidí porque siempre me ha interesado el tema de la gestión. He trabajado desde joven en conciertos y he sido el último paso: te contratan, te dicen tal día a tal hora tienes estos ensayos y estos conciertos. Me ha parecido muy interesante saber cómo se llega a ese paso, todo el proceso anterior a la contratación de músicos.

Finalmente, me decidí y me lancé. La verdad es que estoy sorprendida por poder vender mis productos y mis conciertos (al final los músicos buscamos nuestros propios proyectos, no podemos esperar a que nos estén llamando). Me parecía muy interesante de cara a mi vida laboral y también por si se diera el caso de poder trabajar como gestora.

¿Cómo ha sido tu experiencia con los profesores y el temario?

Ha sido muy interesante. Al principio se me hizo complicado entender un poco, no por el sistema de las clases, sino por el temario en sí, ya que nunca había estudiado nada parecido y la gestión es muy amplia. Ver todo lo que esta conlleva me costó hasta que me hice, a partir de ahí muy bien.

Creo que se tratan todos los procesos que necesita la gestión cultural y en diversas vertientes (no es lo mismo un festival, que un evento cultural más concreto). Además, también nos enseñan sobre recursos humanos, cómo plantear las programaciones, cómo buscar presupuesto y ayudas, es muy amplio.

Con los profesores siempre ha sido muy fácil el contacto. Nunca había hecho algo online así y me ha gustado porque el trato es muy directo. No hay problema para acceder a los docentes en cualquier momento. He tenido muchas ayudas porque empecé el máster tarde y todo han sido facilidades.

¿Cómo definirías la metodología online del máster? ¿Crees que es algo positivo o hubieras preferido que fuera presencial?

Está muy bien planteado y fácil para el alumno. Se entiende perfectamente. Al estar trabajando, no he podido ver casi ninguna clase en directo, pero he podido verlas después y eso lo hace muy fácil para compaginar con el trabajo.

Si hubiese sido presencial yo no lo podría haber hecho. Al final, trabajo a jornada completa, tengo una hija y las circunstancias no me lo hubiesen permitido. Para mí ha sido un esfuerzo personal bastante fuerte porque he tenido que estudiar en mis horas de descanso, ha sido un año duro, pero tenía muchas ganas de hacerlo y me ha compensado.

Además, no he echado en falta que sea presencial, no creo que se pierdan cosas. Las clases son bastante completas y con cada profesor puedes hablar cualquier duda que tengas. He agradecido el poder organizar mi tiempo.

¿Qué competencias, que antes no tenías, te ha aportado el máster?

En general, yo no tenía ni idea de lo que era gestionar antes. No sabía nada. Siempre me he dedicado a la docencia y a la música, todos mis estudios se centraban en la técnica de instrumentos dirigidos a la enseñanza.

Lo que he aprendido me sirve en docencia porque me ayuda a poder plantear proyectos musicales dentro de mi escuela. Me ha dado bastantes ideas para poder poner en marcha ciertos proyectos que podamos sacar fuera de la escuela, que es algo que falta también en educación.

¿En qué han consistido las prácticas que has realizado a raíz del máster?

He hecho las prácticas en el área de cultura del Ayuntamiento de Bilbao. La verdad es que estoy muy contenta porque he podido ver un ámbito que no es el mío, que es el teatro. También he aprendido cómo se gestiona la programación desde una entidad pública. El trabajo está muy marcado y eso me ha servido mucho para ver y aprender todos los pasos que se siguen.

He hecho especialmente teatro contemporáneo y clásico. Para mí ha sido un descubrimiento porque no conocía mucho ese mundo. Eso me ha gustado porque en el máster hemos tratado de generar nuestros propios proyectos y en las prácticas ha sido un poco a la inversa, basarme en pasos dados. Esto ha sido muy interesante porque he visto todo el proceso en detalle.

Se han basado, principalmente, en la programación teatral del Ayuntamiento de Bilbao. Primero hay que cerrar las fechas con los locales en los que se va a representar la obra, luego hay que contactar con las compañías de teatro, hay que darles de alta en el ayuntamiento, ajustar el presupuesto y, tras eso, hacer el diseño de los textos para las programaciones (ficha técnica, sinopsis, reparto de actores).

Otra de las tareas era traducir los textos al vasco y corregir esas traducciones, elegir fotos para los carteles y los programas de mano. En resumidas cuentas, todos los detalles, qué puede fallar y qué no.

Una función más es ir a las salas con los actores, que las vean, observar si es necesario realizar algún cambio, y si es posible o no. Antes de la representación hay que quedar con el equipo técnico del ayuntamiento para que lleven los materiales y los días en los que se celebre el evento hay que gestionar el alojamiento para los artistas, los vuelos o trenes, traslados, dietas, entre otros. Hay que estar encima de todo hasta que termina el festival o evento.

Los presupuestos ya están hechos, pero tú eres el nexo entre la parte del ayuntamiento que prepara los presupuestos y la compañía de teatro y locales para representar.

En Tránsito, perdonen las molestias

En Tránsito, perdonen las molestias

Con tu formación musical y educacional, ¿por qué tu TFM se han centrado en el teatro?

Quería haberlo hecho también sobre música, pero me llamaron para mover una obra de teatro. Sabían que estaba haciendo el máster y querían saber si yo podía moverlo. Fue una casualidad hacer las prácticas sobre eso y que me llamaran para distribuir una obra de teatro.

Pensé que ya que había hecho las prácticas sobre el mismo tema era una oportunidad. Me dijeron que no había problema desde el máster y en eso andamos.

Creo que esto me ayuda a empezar en este mundo del teatro, entre otros, por la ayuda de mi tutor, que me apoya mucho.

¿En qué consiste la distribución de una obra de teatro?

Cosiste en buscar herramientas o formas para dar un poco de publicidad a la obra. Se basa en dónde buscar ayudas o colaboraciones, quizá con asociaciones concretas por el tema que trate la obra, etc. Es ir viendo por dónde enfocarlo y los puntos fuertes de la pieza para que tenga perspectiva y poder sacar lo máximo posible.

¿Has conseguido que la obra se represente?

Sí. Tenemos unas cuantas representaciones ya. Con el tema del coronavirus ha sido algo complicado. La compañía es de Navarra y en el País Vasco tratan de contratar a gente local. Primero porque no se sabe qué puede pasar de aquí a una semana y no se quieren arriesgar a traer compañías de fuera. Como hay menos aforo el caché también baja y eso lo hace difícil, aunque siguen saliendo cosas.

El tema que trata la obra está a la orden del día y puede tener cabida en algunos lugares. Donde se está representando la gente sale muy contenta y el boca a boca hace mucho. Estamos viendo que, a raíz de eso, salen más representaciones.

¿Tienes en mente dedicarte a otra cosa dentro de la gestión cultural al margen de la distribución de obras teatrales?

Sí. Mi ilusión es ejercer como gestora cultural en el ámbito musical porque es lo que yo más conozco en realidad. Ahí me siento más segura, conozco el mundo y más gente. En el teatro estoy empezando a conocer y, como cada ámbito, es muy amplio.

Especialmente, en este tipo de trabajo, hay que saber moverse, dónde ir y a quién dirigirse. Hace falta demostrar que sabes, que conoces el medio y tienes contactos.

Me siento más segura en la música, pero nunca se sabe.

¿Qué perspectivas laborales de futuro tienes ahora que has acabado el máster?

Mi idea era poder combinar la labor de gestora con la docencia y los conciertos. Aunque me siento contenta laboralmente dando clase, y como músico, me gustaría incorporar también la gestión y ver dónde me lleva. Querría dedicarle una parte importante de mi tiempo a la gestión cultural y desarrollar proyectos míos, como grupos musicales. Quiero mover mis cosas, pero también gestionar, de una manera más autónoma, a otros grupos musicales.


Imágenes de «En tránsito, perdonen las molestias»


Entrevista realizada por Silvia Panadero para el Blog del Máster Universitario en Dirección y Gestión de Industrias Culturales y Creativas, MasterGestionCultural.Info

¿Alguna duda? ¡Por favor, contacta con nosotros!

De acuerdo con lo establecido en la legislación de protección de datos de carácter personal, le informamos de que los datos personales que pueda facilitar a través de esta web serán tratados automatizadamente con la finalidad de dar respuesta a su solicitud y/o consulta.

Máster Universitario en Dirección y Gestión de Industrias Culturales y Creativas

+ Información

Descarga este documento con toda la información sobre el Máster

Compartir