Renovarse o morir: ese parece ser uno de los lemas imperantes en los últimos tiempos, donde una realidad laboral cambiante nos empuja a probar nuevas vías a medida que las necesidades del mercado marcan la pauta. O también puede deberse a un perfil profesional curioso, dispuesto a aprender cosas nuevas constantemente y con una mentalidad holística, que entiende que todos los tipos de conocimiento están interconectados, y que formarse en diferentes disciplinas nos permite ampliar habilidades y tener una visión más global de nuestro trabajo.

Ese es el caso de Emily Suárez Santiváñez, exalumna del Máster en Dirección y Gestión de Industrias Culturales y Creativas, quien se define en su perfil de LinkedIn como una persona curiosa, a la que le gusta aprender cosas nuevas, y que se atreve a explorar áreas como la publicidad, el diseño gráfico y web, la gestión de redes sociales y la comunicación de festivales.

Hablamos con Emily sobre cuestiones tan distintas como su experiencia durante el curso, los cambios de rumbo formativo, la evolución de los festivales de música y las oportunidades de empleo juvenil que suponen las industrias culturales y creativas.

¿Por qué te decidiste a cursar el Máster? 

Tenía claro que me quería orientar a las industrias culturales, aunque, en un primer momento, me llamaba la atención principalmente la industria musical y, en cierta medida, también el mundo del arte. Aun así no descartaba el poder explorar el total del conglomerado cultural, con el fin de tener una visión más global de lo que son las industrias culturales y creativas, además ver posibles relaciones entre industrias, que es lo que creo que demanda más el futuro.

Igualmente, este Máster muestra muchas facilidades a la hora de compaginar las clases, pudiendo verlas en directo o en diferido, sin quitar algo tan relevante como la posibilidad de hacer prácticas de forma presencial en reconocidas empresas e instituciones, lo que ayuda a completar con creces la formación. Ya conocía sobre IGECA y los cursos que ofertaba, ya que realicé con ellos un breve curso previamente, y fue a partir de ahí cuando, tras acabar la carrera, vi que ofertaban este posgrado oficial, así que decidí contactar con ellos, para poco después, estar empezando el Máster.

La opción clásica podría ser estudiar un máster o posgrado relacionado directamente con la carrera estudiada. ¿Por qué te decidiste a “cambiar de dirección” y probar una formación especializada en un nuevo terreno?

Digamos que tampoco lo veo un cambio de rumbo muy drástico, sino más bien una especialización en un sector que me llamaba más la atención. En sí, siempre tuve admiración por la cultura, pero no fue hasta que tuve una primera experiencia laboral en una promotora musical que vi la posibilidad de ser partícipe de ella, más allá de verme como una mera espectadora o consumidora de los productos culturales. Esto me motivó a seguir indagando y por qué no, especializarme en las industrias culturales a nivel profesional.

Ahora que ya has acabado, ¿en qué área o puesto dentro de las industrias culturales y creativas te gustaría trabajar próximamente?

La verdad que, dada mi formación, mi objetivo es ser una experta en comunicación cultural; sé que el término comunicación es muy amplio, pero dada la multitud de posibilidades que existen y que nunca descarto el aprender cosas nuevas, busco poder enfocarme en este área dentro de las ICC (Industrias Culturales y Creativas), pero sin un rumbo claro en cuanto a qué vertiente en especial de la comunicación quiero dedicarme, ya que nunca se sabe qué te depara la vida. Actualmente ya he hecho cosas variadas, como community manager o diseñando algún que otro cartel o web, principalmente en empresas o eventos con relación cultural. A pesar de haber acabado el Máster mi intención es seguir formándome y ampliar mis conocimientos para conseguir el objetivo que antes mencionaba.

¿Ha cambiado tu visión del sector tras haber realizado el Máster?

Más que haber cambiado mi visión, puedo decir que se ha ampliado, ahora tengo una visión mucho más completa de las industrias culturales y creativas en su totalidad y del conglomerado que hay detrás. Muchas de las clases del Máster han resultado ser muy motivadoras, donde nos alentaban a desarrollar cualquier proyecto o negocio cultural que tuviésemos en mente, cosa que creo muy necesaria para mantener activas las ICC, y que despierta en más de uno/a la mentalidad emprendedora que a veces no se fomenta del todo a nivel académico.

Hablemos si quieres de tu Trabajo de Fin de Máster, titulado «Portal online para potenciar la empleabilidad juvenil en España a través de las Industrias Culturales y Creativas”. ¿Por qué te decidiste a explorar esta temática?

La temática surgió a raíz de una necesidad propia, básicamente, porque en mi proceso de búsqueda de empleo durante la pandemia, veía que los principales portales existentes en España apenas hacían mención de las industrias culturales, cosa que, si te enfocas directamente a este sector, puede dificultar algo más la búsqueda, o apenas encontrar el total de las ofertas que realmente existen. Cierto es, que muchas de las ofertas de empleo en cultura suelen cubrirse a partir de contactos, sin apenas llegar a publicarse o en un círculo muy limitado. Este cierto hermetismo en la cultura me motivó a querer hacer un portal de empleo pero únicamente enfocado a las ICC, donde se publicasen las vacantes existentes y además se pudiesen conocer los perfiles más demandados en el mercado cultural. En un principio, el proyecto partía de ser un portal de empleo y prácticas al uso, pero a partir de investigar otras web existentes en el extranjero y ver las principales problemáticas de las empresas culturales, vi que se podía sacar mucho más partido al portal. Finalmente, el tema de centrarme en los jóvenes surge por cuestión propia pero también tras hablar con ciertos conocidos y amigos, quienes me trasladaban sus preocupaciones o comentarios relacionados con la búsqueda de empleo, y más tras la llegada de la pandemia.

El Trabajo de Fin de Máster es, entre los estudiantes, una “prueba de fuego” en la que deben aplicar los conocimientos adquiridos durante el curso y aportar una tesis propia. Ahora que ya lo has presentado con éxito, ¿qué consejo le darías a aquellos que se enfrentan a este último reto académico?

Como consejo diría que elijan un tema que realmente les concierna, ya que así no les faltará motivación para ponerse a realizarlo. A la hora de la verdad, el realizar el TFM parece algo abismal, pero una vez tienes clara la temática, que, personalmente, me resulta lo más complicado del proceso, todo lo demás va rodado. Así que mucho ánimo con este final de etapa a todas aquellas personas que se encuentren en ella, que al final no es tan difícil como parece.

Emily Suárez Santiváñez, alumna del Máster en Dirección y Gestión de Industrias Culturales y Creativas

Emily Suárez Santiváñez, alumna del Máster en Dirección y Gestión de Industrias Culturales y Creativas

 

Por desgracia, el paro juvenil alcanza actualmente cifras bastante altas. ¿Cómo crees que pueden ayudar las industrias culturales y creativas a mejorar el empleo entre los jóvenes?

Aunque se ha percibido una cierta mejora a causa del empleo estacional propio de la época de verano, es cierto que continúa habiendo unas cifras bastante altas de paro juvenil. Gracias a lo investigado durante la realización del TFM, pude ver cómo las industrias culturales y creativas resultan de los sectores más predispuestos a la hora de emplear a los jóvenes, en comparación con otros sectores de actividad. Asimismo, pude observar cómo existen ciertas necesidades dentro de las ICC, como es la adaptación tecnológica, que aportan nuevas oportunidades para los jóvenes, quienes, con una formación más especializada en el mundo digital, podrían abarcar estos nuevos puestos que van siendo cada vez más requeridos en las empresas culturales y creativas.

En tu CV figura el haber participado en los departamentos de comunicación y marketing de festivales de música como Mad Cool y la productora de eventos musicales en vivo Live Nation España. ¿Qué nos puedes contar de estas experiencias?

Ambas experiencias han sido bastante enriquecedoras. En un primer lugar estuve en Live Nation, mientras me encontraba realizando el grado en Publicidad, lo que me sirvió como primera toma de contacto con las industrias culturales y creativas, más específicamente, dentro de la industria musical. Agradezco mucho el haber tenido esta oportunidad en el departamento de marketing, ya que me permitió ver y descubrir desde dentro lo que es la promoción de artistas y la organización de conciertos y festivales de gran calibre, conociendo también los diversos perfiles profesionales que se requieren y las cuestiones a tener en cuenta. 

La verdad que todo eso fue lo que me motivó a continuar por este camino, y decidir especializarme en las Industrias Culturales y Creativas una vez acabada la carrera. Así terminé en este Máster en Gestión Cultural y, mientras me encontraba realizándolo, se me presentó la oportunidad de colaborar en Mad Cool, a través de las prácticas externas del máster. Esta última experiencia, lamentablemente no pudo ser del todo completa, debido a la llegada del Covid-19, pero el tiempo que estuve ahí me brindó cierta experiencia y conocimientos del entorno que nunca están de más. Esperando que en un futuro no muy lejano pueda poder volver a toparme con la gente tan maravillosa de la que he aprendido y he compartido oficina en algún momento tras estas dos experiencias.

En los últimos años ha habido un boom de festivales de música; ¿qué crees que deben aportar ahora mismo los festivales para seguir atrayendo y sorprendiendo al público?

Partiendo de que la situación a la que nos enfrentamos actualmente ha provocado la reinvención de algunos festivales de música, se podría decir que, en la actualidad, deben poder adaptarse a las nuevas medidas existentes, por mucho que conlleve un cambio en las formas en las que se concebían los festivales musicales. Aun así, en el momento en que la actividad se retome con cierta normalidad y vuelva a verse el despliegue de festivales que se veía a nivel nacional e internacional, entonces deberán producirse nuevas experiencias para atraer a los públicos, ya que existirá una gran oferta para casi la misma demanda. Creo que los festivales de música se deben retroalimentar de otras artes o actividades para hacer de su evento una experiencia mucho más inmersiva y completa para los asistentes, cosa que ya se había comenzado a hacer en algunos festivales a nivel nacional como sucedía en cierta medida con Mad Cool.

Estudiaste Publicidad y RRPP. ¿Cómo crees que se compaginan los conocimientos sobre publicidad “clásica” con aquellos relacionados con la industria cultural? 

Los conocimientos adquiridos en el grado de Publicidad y RRPP me han hecho interiorizar ciertas formas de comunicar con las que no partía de base, conocer cómo hay que transmitir una información para que el mensaje llegue de la forma adecuada al público de nuestro interés. Al fin y al cabo creo que todo necesita de la comunicación, por lo que las industrias culturales no iban a ser menos. Combinar ambos conocimientos me ha facilitado el comprender cómo hay que vender o comunicar cualquier evento, proyecto o empresa cultural, teniendo en cuenta las diversas particularidades que disponen las ICC.

¿Cómo ha sido tu experiencia general durante el Máster?

A nivel general, el Máster ha sido muy ameno, ha sido un año que se me ha pasado muy rápido, las variedad de las asignaturas me permitían conocer mucho más de las industrias culturales pero a la vez resultaban de gran utilidad. Además, el profesorado era muy profesional y contaba con un gran recorrido que sirve de inspiración, ya que cuando te enfrentas a algo relativamente nuevo, a veces no se sabe muy bien por dónde empezar. Igualmente, los compañeros contaban con perfiles muy diferentes, lo que enriquecía aún más la experiencia. No me arrepiento para nada de haber acabado en este Máster y creo que es de gran utilidad para iniciarse en el bonito mundo de las industrias culturales o incluso poder asentar los conocimientos de ciertos profesionales, ver puntos de vista y, por supuesto, aprender.

Ya en una nota cultural más personal: ¿hay algún libro, serie, película o artista que hayas descubierto recientemente y que quieras compartir con nosotros?

Mmmm, pues podría hablar del último libro que he estado leyendo, un ensayo del filósofo Bertrand Russell, llamado La conquista de la felicidad. Se trata de una lectura rápida, que más allá de poder sonar a libro de autoayuda, creo que sirve para dar otro enfoque a ciertos pensamientos que pueden atravesar la cabeza de vez en cuando. Se trataba de un regalo que me hicieron hace años, pero no lo había dejado caer en mis manos hasta hace relativamente poco por casualidades de la vida. Creo que es un libro de fácil lectura que puede servir a cualquier persona en esos momentos en los que es necesario darles perspectiva a ciertos pensamientos.

Muchas gracias a Emily Suárez Santiváñez por haber dedicado parte de su tiempo a hablar con nosotros.


Entrevista realizada por Beatriz Pérez para el Blog del Máster Universitario en Dirección y Gestión de Industrias Culturales y Creativas, MasterGestionCultural.Info

¿Alguna duda? ¡Por favor, contacta con nosotros!

De acuerdo con lo establecido en la legislación de protección de datos de carácter personal, le informamos de que los datos personales que pueda facilitar a través de esta web serán tratados automatizadamente con la finalidad de dar respuesta a su solicitud y/o consulta.

Máster Universitario en Dirección y Gestión de Industrias Culturales y Creativas

+ Información

Descarga este documento con toda la información sobre el Máster

El Máster en Dirección y Gestión de Industrias Culturales y Creatias, recibe una valoración global en los indicadores de calidad de 4,8 puntos sobre 5, siendo el mejor valorado de la Universidad Europea Miguel de Cervantes. 

Indicadores del máster

Curso 2021/2022 ¡Plazo de matrícula abierto!

Máster en Dirección y Gestión de Industrias Culturales y Creativas

Inicio: Octubre de 2021

Compartir