Dolores Costa Gálvez es Doctora en Contenidos de Comunicación en la Era Digital (UAB) y profesora en el Máster en Dirección y Gestión de Industrias Culturales y Creativas.

Dolores se licenció en Publicidad y Relaciones Públicas, además también es Técnica Superior en Imagen y, en la actualidad, da clase en la Universidad de Girona y colabora en los estudios de máster de la Universidad Carlos III de Madrid.

En el máster, la profesora imparte la asignatura de Análisis, Estudio y Desarrollo de Audiencias. Hablamos con ella sobre su labor de investigación, cómo ve la radio y sus audiencias y sobre su experiencia como docente online.

¿Qué te impulsó a estudiar comunicación?

Siempre me ha gustado comunicar, no tanto de manera oral, pero sí escrita. Me parecía interesante hacer primero una carrera de comunicación. Me decidí por Publicidad y Relaciones Públicas porque son unos estudios bastante trasversales, escribes, pero también se da importancia a la parte visual, algo que me pareció interesante. Aprendes a comunicarte de una manera persuasiva, a escoger muy bien las palabras y eso hizo que me decidiera.

Dentro de los tres estudios de comunicación (Publicidad y Relaciones Públicas, Periodismo y Comunicación Audiovisual) son los que más salidas tienen y, por descontado, son muy interesantes.

¿Por qué decidiste especializarte en radio e industria musical?

Cuando terminé la carrera hice un máster de investigación y decidí romper con mis estudios iniciales, aunque hay una base importante a la hora de comunicar. Empecé por una inclinación personal, me interesaban tanto la música como la radio y quería abrir mi campo de estudio.

Ese máster me llevó a la idea de hacer un doctorado y vi las posibilidades de investigación de, prácticamente, cualquier objeto de estudio.

¿Qué estudias o has estudiado, concretamente, de la industria musical?

Mi centro está en los medios públicos. Como ejemplo, uno el concepto de servicio público a las políticas programáticas (cómo se decide qué canciones tienen que sonar o qué programas se tienen que hacer), el tema de la audiencia (cómo se trata, opiniones de los oyentes, el influjo de su opinión en los programas que se hacen) y, por último, estoy centrada en el estudio de las políticas (cómo se define a nivel legal cómo deben ser las radios públicas o cómo se tiene que tratar la industria musical, con políticas para fomentar artistas emergentes, cómo tienen que ser las empresas discográficas, entre otras cosas).

¿Crees que el podcast es un sustituto “moderno” de la radio como medio tradicional?

Creo que para una parte de la audiencia sí. Para las personas que no escuchan la radio sí es un sustituto, es la única radio que conocen porque no escuchan la radio convencional. En cambio, si hablamos de un perfil de audiencias que también es oyente de radio, te diría otra vez que sí porque, sobre todo, en el ámbito de la radio pública, donde se emite mucha variedad de programas, hay muchos de ellos que se emiten a horas intempestivas.

Claramente no son horas hechas para que haya audiencia en directo, por tanto, el entorno natural de ese programa es el podcast. Incluso te diría que este tipo de programas existen gracias a que existe el podcast, si tuvieran que vivir de la audiencia en directo no sería posible porque no la tendrían. Creo que para estos dos perfiles de audiencia, los que no son amantes de la radio y los que sí consumen radio pero no tienen tiempo, el podcast es un sustituto.

¿Por qué hay falta de interés por parte de los más jóvenes en medios como la radio?

Dolores Costa Galvez

Dolores Costa Gálvez

En primer lugar, creo que es una cuestión de educación. Seguramente si en tu casa se escuchaba la radio es probable que tú la escuches, aunque sea de forma esporádica. Hay una parte de la juventud que va por aquí. Por otro lado, están aquellos no familiarizados con el medio.

La radio exige un mayor nivel de concentración, a pesar de su función de acompañamiento que es cierta, pero te requiere entrar en el lenguaje. Se habla mucho en la radio y hoy en día el lenguaje sintético que nos marcan las redes sociales choca con la idea que se tiene de comunicación por parte de los jóvenes, no tanto millennials sino la siguiente generación, la Z.

También tienes que aceptar que tienes un prescriptor que te sugiere contenido. En el caso de la radio musical es bastante evidente. Recomienda un contenido que cree que te va a interesar. La clave aquí está, si hablamos de audiencias, en que esos jóvenes perciban ese contenido como algo que les interesa y responde a sus necesidades.

Me gustaría finalizar con algo positivo, sí que hay emisoras que tienen audiencia joven. Está el caso de Gaztea Irratia, una radio del País Vasco, que funciona muy bien. Han sabido incorporar a gente joven en su equipo y estar muy en contacto con su audiencia, ofreciéndoles lo que les interesa. El idioma también es importante, emite en euskera y por esa vía están conectando bastante con la audiencia, les hablan de cosas que les interesan en su idioma.

¿Crees que el hecho de que ahora estemos acostumbrados a consumir contenido a la carta hace que la audiencia de la radio, que tiene horarios muy estipulados, baje?

Lógicamente, dentro de las características del medio, hay que entender que es un medio de comunicación de flujo. Tienes que someterte a unos horarios para escuchar el programa que te interesa. Esto rompe con el consumo on demand, pero también rompe con la vida moderna. Necesitas disponer de ese tiempo para poder someterte a esos horarios. Al final acaba un poco ligada al consumo a la carta o al consumo que tienes en el momento en el que enciendes la radio. Si tengo tiempo disponible a las 12 pues a esa hora escucho lo que haya.

Incluso a mí que me gusta la radio, me es imposible poder escuchar los programas cuando quiero.

¿Cómo se han comportado las audiencias a raíz de la crisis del coronavirus o durante el confinamiento?

Los datos que tenemos indican que ha bajado el consumo de radio. Es paradigmático, se ha visto bastante en la música, ha habido una bajada muy brusca en Spotify, en cambio otros medios como la televisión han subido, cuando se supone que la televisión estaba muerta. Uno de los factores ha sido la necesidad informativa, la gente se ha ido a buscarlo a donde se lo dan de manera más inmediata, o quizá de manera más masiva, porque el tratamiento informativo o el exceso de información que hemos tenido en televisión, si lo comparas con la radio, ha sido bastante exagerado.

Realmente, supongo que como esto se está estudiando tendremos datos más favorables en próximas oleadas, por ejemplo, del EGM (Estudio General de Medios). Datos más “normales”, dentro de la anormalidad de la situación.

En este Máster en Gestión Cultural impartes la asignatura Análisis, Estudio y Desarrollo de Audiencias. ¿Cuál es la relevancia que tiene el análisis de audiencias en el contexto de la gestión cultural?

Esta asignatura es una apuesta específica del máster, por eso se estudia en el primer bloque de asignaturas. No es tan habitual tener una materia dedicada únicamente al estudio de la audiencia.

La audiencia es algo trasversal prácticamente a cualquier asignatura y aquí lo que hacemos es recogerla y darle forma para situarla donde se merece, en el centro. Sin audiencia no tienes nada, si no la conoces puedes tener una muy buena propuesta, pero no te va a funcionar.

Es habitual que tengamos alumnos que tienen muy claro su proyecto y quieren trabajarlo durante el máster. Luego hay otros que se quieren dedicar a esto, pero aún no saben qué proyecto quieren levantar. En ambos casos nos encontramos con lo mismo. Me llama la atención en los casos de alumnos que ya tienen proyectos, que muchos de ellos habían tenido en cuenta la audiencia, pero no con el nivel de concreción que tiene la asignatura. Me parece impresionante que a ellos y ellas les aporte tanto esta materia.

¿Cómo es tu experiencia como profesora en el Máster de Gestión Cultural de la UEMC?

Muy buena. Los alumnos aprenden de nosotros, pero nosotros también aprendemos de ellos. Hay gente muy buena en el máster y sus aportaciones son fantásticas. A nivel de gestión e interno me siento super apoyada, ninguna consulta que tengo se queda sin responder y todo junto hace que sea una experiencia muy buena. Además, me parece que imparto una asignatura muy bonita y fundamental. El poder plantar una semilla en la cabeza de los alumnos para que continúen trabajando en esa línea me satisface mucho.

¿Qué ventajas tiene la docencia online?

La primera y más evidente es que es gestionable, fácil y accesible. A mí me gusta pensar que gracias a que existe la docencia online todo el mundo puede estudiar. No hay ese sesgo de lugar de residencia, simplemente tienes que tener una buena conexión a internet, que hay gente que no la tiene, también hay que decirlo.

Además, tiene la ventaja de que se puede adaptar a la situación personal o profesional de cada alumno. En resumen: es accesible y todo el mundo puede estudiar.

A pesar de que sea online, en los tres años que llevo impartiendo esta asignatura no me he sentido lejana del alumnado. Aunque no haya contacto cara a cara, por email, en las tutorías y en los foros, tengo una sensación de cercanía y contacto permanente. Lógicamente no con todos los alumnos, pero la mayoría me transmiten una cercanía que no pensaba que sería tan fuerte.

¿A qué perfiles recomendarías que cursaran este máster?

Por un lado, perfiles profesionales de la cultura: danza, música, artes escénicas, etc. Cualquier perfil relacionado con la cultura. A ellos les va a servir para centrar las bases de su proyecto y dotarles de argumentario y de contenido. Puedes ser muy buen músico, pero no saber gestionar. Creo que en el entorno en el que nos movemos ahora estos perfiles tienen que saber gestionar. Esto independientemente de que el alumno quiera dedicarse a ser gestor o no.

Por otro lado, perfiles más clásicos. Para todas las carreras de comunicación es una salida natural, todo el bagaje del contexto del marketing y del periodismo ya lo tienen y lo pueden aportar al ámbito de la gestión.

También hay una tercera vía muy interesante. Estudiantes de Historia, Humanidades, Filología y aquellos que vienen del mundo empresarial de Económicas o Empresariales. Estas carreras tienen un nivel muy por encima, ya que gestionar no es solo la parte económica, así que recogen lo demás que se enseña en el máster y queda un perfil muy interesante.

 


Entrevista realizada por Silvia Panadero para el Blog del Máster Universitario en Dirección y Gestión de Industrias Culturales y Creativas, MasterGestionCultural.Info

¿Alguna duda? ¡Por favor, contacta con nosotros!

De acuerdo con lo establecido en la legislación de protección de datos de carácter personal, le informamos de que los datos personales que pueda facilitar a través de esta web serán tratados automatizadamente con la finalidad de dar respuesta a su solicitud y/o consulta.

Máster Universitario en Dirección y Gestión de Industrias Culturales y Creativas

+ Información

Descarga este documento con toda la información sobre el Máster

El Máster en Dirección y Gestión de Industrias Culturales y Creatias, recibe una valoración global en los indicadores de calidad de 4,8 puntos sobre 5, siendo el mejor valorado de la Universidad Europea Miguel de Cervantes. 

Indicadores del máster

Curso 2021/2022 ¡Plazo de matrícula abierto!

Máster en Dirección y Gestión de Industrias Culturales y Creativas

Inicio: Octubre de 2021

Compartir