Adriana Gómez Cervera (Madrid, 1987) es una pianista que ha desarrollado su formación y su carrera entre Madrid, Rotterdam, París, Miami o Salzburgo. Tras completar su formación en el terreno musical, decidió realizar el Máster en Dirección y Gestión de Industrias Culturales y Creativas.

En cuanto a su carrera profesional, además de dar conciertos en solitario como pianista, también es cocreadora y codirectora del grupo de música contemporánea Rubik Ensemble. Desde 2010 compagina su actividad musical con la docencia y jefatura de estudios en la Escuela Popular de Música y Danza de Madrid.

Estudiante del Máster en Dirección y Gestión de Industrias Culturales y Creativas, a raíz de la realización del máster, Adriana, decidió llevar a la práctica su proyecto de TFM. Es así como nace el Festival de Música Urriés. En el entorno de un pueblo rural de menos de 50 habitantes se desarrollarán conciertos, talleres y teatros siempre ligados a la música. Hemos charlado con Adriana para que nos hable del proceso de creación del festival y de qué perspectivas de futuro tiene en mente para él.

¿En qué consisten tus acciones como codirectora del grupo de música contemporánea Rubik Ensemble?

El grupo lo creamos un compañero y yo el mismo día que la famosa manifestación del 15-M. Nos fuimos a tomar unas cañas y ahí surgió la idea. Él y yo somos los que nos hemos dedicado a moverlo. Hemos participado en todo tipo de festivales en vivo, en Salamanca, en festivales importantes en Madrid, en otros más pequeños. Todas las labores de gestión, búsqueda de conciertos y representación, la hemos hecho Isidro García Pintos y yo, aunque ahora me ocupo más yo.

En cuanto a los músicos, formamos el grupo y se hizo con compañeros nuestros. Llamamos a amigos a los que les interesaba la música contemporánea y así se creó.

¿Cómo compaginas esto con tu labor como jefa de estudios en Escuela Popular de Música y Danza de Madrid?

Con mucho esfuerzo. Ahora mismo, Rubik Ensemble, lleva una temporada más parado por causas ajenas a nuestra voluntad, situaciones personales de algún miembro, pero ahora se está empezando a mover otra vez.

Entre semana, por ejemplo, hacemos los ensayos a las ocho de la mañana. Buscando los huecos que quedan libres para poder estudiar, ensayar, mandar emails y buscar cosas. Son muchas horas de docencia y de coordinación en la escuela que, realmente, es lo que nos da de comer. La otra parte llena el alma porque no se pueden comparar los ingresos del trabajo “normal” con los de los conciertos. Digamos que, sacrificando muchas horas de tiempo libre, que lo hacemos de mil amores, como puedes imaginar.

¿Qué te motivó a hacer y para qué te sirvió estudiar el Máster en Dirección de Industrias Culturales y Creativas?

Como ya llevaba mucha labor de gestión para mí misma, y para Rubik, sabía que se me daba bien. Después de hacer las oposiciones para el conservatorio en 2018, no obtuve plaza y, fruto del enfado, quise buscar otro camino para ampliar mi formación. Ahora estoy muy contenta impartiendo clases y con la jefatura de estudios, pero no sé si con 45 años voy a seguir queriendo la misma situación. Vi el máster y, como siempre me había interesado y llevaba mucho camino de gestión hecha, me decidí. La idea de poder llevar a cabo un festival propio era algo que llevaba tiempo pensando. Me pareció la oportunidad ideal para hacerlo, empezar a emprender y labrarme otro camino paralelo más allá de la docencia y los conciertos.

¿Cuándo comenzaste el máster ya tenías claro que el TFM iba a ser la creación de un festival y que querías llevarlo a la práctica?

Fue poco a poco. Yo no sabía si hacer un ciclo de conciertos, un festival, pensaba en hacerlo en la isla de La Palma, porque tenía allí algunos contactos. Simplemente fui dándole vueltas. En marzo (2019), Belén Elisa Díaz, me invitó a participar en la Copa España Creativa, en el acto de cierre tocando, y allí conocí a Armando (Soria, alcalde de Urriés) y a Vicent y Mariola que son los integrantes de Teatres de la Llum. Ese fue el punto en el que pensé en cambiar la localidad y hacer un festival en Urriés. Ese mismo mes de marzo estrenamos el Contrabajo Estrellado, uno de los espectáculos, y fue un éxito de público absoluto. Esto me hizo pensar en incluirlo también en el festival porque, al final, no deja de ser otro tipo de música clásica. Así fue tomando forma.

En las prácticas del máster, que yo hice las curriculares y las extracurriculares, las segundas las hice con el Plural Ensemble y la chica que era mi jefa, tenía un grupo de música folk en el que intentan perdurar con la identidad cultural gallega. Le comenté lo del festival y se mostraron encantados en seguida. Ha venido un poco rodado todo.

Adriana Gómez Cervera

¿Por qué decidiste hacer un evento de estas características en un pueblo de menos de 50 habitantes?

Conocí el pueblo en la Copa España Creativa, se presentaban sus jornadas culturales, de las que este año se ha hecho la cuarta edición y se han llevado un premio en FITUR. Siempre me ha gustado mucho el mundo rural, soy de Madrid y mis padres también, por lo que no tengo pueblo. Cuando vi el vídeo de presentación de las jornadas culturales de Urriés, lo que presentaban, lo que promovían, la verdad es que me impresionó y me emocionó. Los miembros de Teatres de la Llum consiguieron el segundo accésit en esta Copa Creativa. Lo que ellos hacen son juegos de sombras con elementos reciclados, es una labor espectacular porque llevan eso a colegios y trabajan con personas con discapacidad intelectual. En el concierto que dimos, que yo tocaba y ellos hacían luces, era todo tan bonito que tuve ganas de contar con ellos, no había otra opción.

¿Qué te hizo dar el paso de llevar a la práctica el TFM que preparaste para el máster?

Quizás las facilidades con las que me encontré. Conocí al alcalde (de Urriés), el año pasado. Armando Soria es una persona muy activa. Está moviendo mucho la cultura en el pueblo. Hablé con él, le expuse mi proyecto del TFM y le dije que quería llevarlo a la práctica. Desde el primer momento se mostró super predispuesto a hacerlo, con mucha ilusión y ganas de llevarlo a su localidad. Por un lado, me animaron todas las facilidades que puso Armando y, por otro, las ganas que yo tenía, ya que cuando comencé el máster tenía claro que mi TFM iba a estar enfocado hacia la creación y gestión de un festival.

¿En qué te ha ayudado el máster a la hora de gestionar la organización de este festival? ¿Con qué finalidad querías crearlo?

Adriana Gómez Cervera estudiante Máster Gestión Cultural

Primero me ha ayudado a la planificación. Yo no tenía ni idea de cómo empezar. Recuerdo la asignatura de la profesora Cristina Ortega que tuvimos que hacer varios trabajos de planificación de un evento. Me ayudó mucho porque tenías que empezar a planificar y a organizar cosas. Nunca se me habría ocurrido que debía de haber una autoevaluación y evaluación, durante el proceso de creación del festival, no solo al final. También aprendí sobre las estrategias de marketing, si se crean redes sociales, cómo llegar a más gente. Me ayudó mucho la asignatura que tuvimos de derecho, con Manuel Palomares, uno de los profesores más excelentes bajo mi punto de vista, en cuanto a los aspectos legales de creación de una cooperativa, una sociedad limitada, etc. Y, por supuesto, la asignatura de políticas culturales, que te hace ver que hay muchas ayudas por Europa y que la parte del mundo rural tiene un tirón muy fuerte sobre el que se puede trabajar. Se crea comunidad, identidad, cooperación con los vecinos.

El máster me fue dando pequeñas perlas, además de una muy grande a nivel de creación de un festival, porque yo no tenía ni idea. Las asignaturas me fueron dando pequeñas ideas de por dónde ir.

¿Qué perspectivas de futuro ves al festival? ¿La idea es hacer varias ediciones o es algo más puntual como evento?

Todo depende un poco de esta situación anómala que tenemos ahora mismo, pero ya está todo en marcha.

La idea es que se amplíe y que haya varias ediciones. Igual que se han celebrado en Urriés cuatro jornadas culturales y dos de población y periodismo, me gustaría poco a poco continuarlo, llevar nuevas músicas y nuevas actividades.

¿En qué se centra exactamente el festival?

Lo que buscaba era precisamente ir a un lugar en el que no suele haber conciertos de música clásica en directo y quería que no se centrase solo en la clásica, sino en otros tipos. Hay un taller para niños pequeños, para iniciación a la música, que son los Talleres Música y Movimiento. Por eso hay concierto de música clásica, que es el de piano y Teatres de la Llum, luego el Contrabajo Estrellado que es un concierto teatralizado, y en él hay mucha música del siglo XX, todo dentro del contexto del teatro. Me parecía muy importante que, al ir al mundo rural, hubiera algo que tuviera esa identidad y, por ello, hay un concierto de folk gallego. Es música clásica, pero con otros tipos diferentes.

¿Cómo ha sido el proceso de buscar a los artistas que actúan?

Ha venido todo muy rodado. Buscaba, sobre todo, eventos que tuvieran un éxito de público garantizado. No una afluencia masiva, pero que emocione y guste al público. Después de la experiencia tocando con Teatres de la Llum, algo que encantó por ser tan visual. A los más pequeños les puede parecer aburrido un concierto de 50 minutos de música clásica, pero si eso va acompañado de otro estímulo les va a acercar más. El concierto teatralizado es otra forma de meter a toda la familia en un espectáculo de música clásica. Por otro lado, quería algo de música folk y conocí a Clara Hidalgo y vino todo dado. Los talleres me parecían importantes porque están dedicados a los más pequeños y tengo unas compañeras de trabajo maravillosas, que son Susana Fernández y María Gantes, especializadas en niños pequeños y cuando se lo propuse se mostraron encantadas de poder participar.

Por eso me decidí a hacer el festival porque eran facilidades por todos lados. Mi idea de un evento así, con distintos tipos de música, con espacio para todos los miembros de la familia y con actividades que resulten emocionantes, ha salido de una manera muy natural.

¿Crees que si se hacen varias ediciones se trasladaría a una población más grande o la idea es que se quede en Urriés?

A mí me gustaría que se quedara en Urriés. Es una localidad con muchos pueblos cercanos y si el festival creciera mucho en público y no se pudiera sostener la afluencia, se podría pensar en moverlo, pero a mí me gustaría que se quedara ahí. El propio alcalde dice que los habitantes veían hace 10 años que el pueblo se moría y poco a poco ha ido reviviendo y han subido de 36 habitantes a 48, creo. Están creando plazas de empleo para que la gente vaya. Es un pueblo que está luchando por sobrevivir y que el festival se quedase supondría un fin de semana de turismo, movimiento, vida y de crear comunidad.

Adriana Gómez Cervera

¿Crees que se entiende igual la música en España que en el resto de países?

Me temo que no. La música clásica, desde luego, no. En Centroeuropa, en Holanda, es muy diferente. Hay conciertos de medio día, conciertos por la tarde. Recuerdo ser estudiante y que todos los conciertos del Auditorio Nacional costaban 5€ con la tarjeta del conservatorio. Mucha gente que hacía conciertos en sus casas, fundaciones privadas que también ofrecían eventos musicales. Había muchos bares de música en vivo. No había escuchado en mi vida música brasileña hasta que fui allí.

¿Crees que festivales como el de Urriés pueden hacer que se entienda la música de otra manera?

Creo que sí. La idea es llevar la música a un sitio donde no suele haber música en directo. Creo que poco a poco, si se va normalizando y acercando la música a todo el mundo, puede haber un cambio de mentalidad, al que creo que deben sumarse las autoridades pertinentes, que dejen de recortar horas de música en los colegios. Nuestra labor de seguir llevando la música a cualquier punto del territorio español es muy importante. Cuando sales a tocar a pequeños municipios las salas suelen estar llenas siempre, es algo que agradecen mucho.


Web del Festival de Música de Urriés


Entrevista realizada por Silvia Panadero para el Blog del Máster Universitario en Dirección y Gestión de Industrias Culturales y Creativas, MasterGestionCultural.Info

Imagen de cabecera: Equipo y casting durante el rodaje de Abismo


Nota. Esta entrevista fue realizada antes de la Declaración de Estado de Alarma en España, por crisis sanitaria Covid-19. La programación del Festival de Música de Urriés permanece, como el resto de actividades culturales presenciales, pendiente de la situación en relación a esta crisis sanitaria.


Actualización 17/4/20. La celebración del festival ha sido pospuesto para los días 19 y 20 de septiembre de 2020.

¿Alguna duda? ¡Por favor, contacta con nosotros!

De acuerdo con lo establecido en la legislación de protección de datos de carácter personal, le informamos de que los datos personales que pueda facilitar a través de esta web serán tratados automatizadamente con la finalidad de dar respuesta a su solicitud y/o consulta.

Máster Universitario en Dirección y Gestión de Industrias Culturales y Creativas

+ Información

Descarga este documento con toda la información sobre el Máster

Compartir